RESERVAR

Un Castillo Medieval y un lugar privilegiado en Trujillo

El Castillo de Trujillo es de origen islámico, fue construido por los bereberes, pueblo del norte de África, en concreto de la zona del Magreb. Los musulmanes dominaron con bastante éxito la arquitectura militar.

Este castillo está construido con torres albarranas, mediante las cuales se obtenían importantes puntos de observación. El castillo se encuentra emplazado en lo alto de un promontorio desde donde se domina el caserío de Trujillo y la llanura extremeña. Sus lienzos de murallas y torres están fechados entre los siglos XIII y XV.

El castillo conserva dos cuerpos:

  • Uno más antiguo y regular, con torres salientes y muros de defensa, en su plaza aparece el aljibe y sobre la Torre del Homenaje se encuentra la capilla de Nuestra Señora de la Victoria.
  • El segundo cuerpo presenta una estancia que conmemora el día de la reconquista de Trujillo que tuvo lugar en el año 1223.

La historia de este castillo es al mismo tiempo la de Trujillo, la ciudad alcanzó su máximo apogeo en el S. XV, momento en que fue visitada en varias ocasiones por los Reyes Católicos que se hospedaban cada vez que venían en el alcázar de Luis de Chaves.

En el S. XV se pone fin a la Guerra de Sucesión que concluye con la Paz de Trujillo, uno de los acontecimientos que ponen el nombre de la ciudad para el resto de la historia. Al igual que el conquistador del Perú, Francisco Pizarro.

En el año 1249, el infante Don Enrique se retiró a Trujillo después de perder gran parte de sus propiedades, el infante se encargó de fortificar toda la ciudad, además pretendía acabar con los arrabales, pero los reyes se lo impidieron.

Trujillo ya existía en época romana, durante la dominación islámica se construyó la alcazaba, era un punto estratégico de defensa de la amplia llanura extremeña.

A lo largo de los tiempos, el Castillo de Trujillo ha sobrevivido a multitud de ataques y al mismo tiempo ha renacido cada vez con más fuerza conservándose en la época actual en perfecto estado.

Todavía se pueden encontrar muchos detalles de la época islámica. De las siete puertas que llegó a tener han llegado cuatro a nuestros días. La puerta de la alcazaba conduce a la plaza de armas, el núcleo central de la construcción. En la parte oriental del castillo se encuentran dos aljibes, uno de ellos tiene dos naves de bóveda de cañón de ocho por cinco metros, guarda un gran parecido con el aljibe de la Alhambra de Granada.

Aún se pueden encontrar muchos detalles de la época islámica. De las siete puertas que llegó tener han llegado cuatro a nuestros días. La puerta de la alcazaba conduce a la plaza de armas, núcleo central de la construcción.

En la parte oriental del castillo se encuentran dos aljibes. Uno de ellos tiene dos naves de bóveda de cañón de ocho por cinco metros, guarda un gran parecido con aljibe de la Alhambra de Granada.

El otro aljibe tiene 8 metros de profundidad y presenta tres naves. Este castillo que reedificaron l musulmanes en el año 1018 por Mohamed, hijo de Suleimán, fue conquistado por Alfonso VIII en 1118, aunque después fue tomado de nuevo por los sarracenos y fortificado en el 1197.

Hasta el año 1223, la ciudad de Trujillo no perteneció definitivamente a los dominios cristianos.

Castillo Medieval
Vistas a Trujillo desde su Castillo Medieval
Castillo Medieval de Trujillo
Castillo Medieval de Trujillo – Extremadura
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00