Trujillo también tiene su Puerta del Sol

Uno de los puntos más curiosos de la parte antigua de Trujillo es el Arco de Santiago, también conocido como “Puerta de Santiago” o “Puerta del Sol”. Este arco une dos edificios que han marcado la historia de Trujillo, el Alcázar de Luis Chaves el Viejo y la Iglesia de Santiago.

En el siglo XVI este arco sostenía una de las puertas de entrada a la ciudad que se abría y se cerraba siguiendo el horario del toque de queda. Se cree que durante la Edad Media y en los inicios de la Edad Moderna, los generales de los ejércitos ordenaron cerrar las puertas de los castillos y de los recintos amurallados durante la noche para evitar asaltos y asedios.

La Puerta de Sol está formada por un arco de medio punto sobre el que se sitúan algunas almenas. Además, está rodeada de dos torres defensivas, la Torre de Luis Chaves y la Torre de la Iglesia de Santiago. Precisamente en esa torre, era donde se situaban las campanas que anunciaban el cierre de la puerta a la hora del toque de queda.

Al mirar la parte frontal del Arco de Santiago se puede ver un hueco que en su momento estuvo ocupado por una imagen del apóstol Santiago a caballo. Durante el recorrido de Trujillo Oculto pasaremos por la “Puerta del Sol” de Trujillo y conoceremos curiosidades y símbolos que se encuentran en este lugar.